F de Verdadero, Doble exposición en 35mm, 2010-2012.

“El juego entre la verdad y la fantasía, lo que fue y lo que pudo haber sido, lo que sucedió de verdad o lo que tal vez no sucedió nunca (...) Ese juego final donde el protagonista acaba por intervenir para, después, disolverse y dejarnos la amargura de no saber si realmente hemos llegado a conocer o ha sido tan sólo un espejismo.” Crítica del film Blow-Up, dirigida por Antonioni (1966)